¡Hace bien la risa!

¡¿Allá van en protesta los pavos?! Y aunque éste no es el caso, enhorabuena la risa: es crítica y es salud: es un efecto similar a cuando meditamos, uno siente que alivia el malestar, te llena de buena vibra, te hace cambiar de actividad, mejora nuestro sentido común y la dinámica sanguínea en nuestro cuerpo, … Continúa leyendo ¡Hace bien la risa!

Anuncios

“La pachanguita”

¡Caballerooo! El Embaracutiao se enamoró y de qué manera, ya andaba alardeando de que conoció a una “pombita”, allá, camino de La Nasa -otro pueblecito del entorno-, no sé de qué familia, pero sí que todo los días pide una bicicleta al atardecer y zas, se pierde dando pedales; no, si yo hasta me asombro, … Continúa leyendo “La pachanguita”

“La voz de la fortuna”

Allí, en La Loma de Palmarito, estaba Mérido y Silvita, la primera casita de tabla de palma y techo de guano, la más pobre pero digna, subiendo por el camino que da a la represa, donde mismo el Embaracutiao se alojaba cuando los visitaba. Mérido era un campesino con historia, alto, fornido, combatió en la … Continúa leyendo “La voz de la fortuna”

“Rayos y Centellas”

Al amanecer bajé temprano a un embalse situado a un kilómetro de La Loma, en Palmarito de Bocas, allí se llega por un camino, cercado a cada lado con piña de ratón o mayal como le suelen decir sus pobladores, su altura no impide que se vea, a su izquierda las tierras que cultiva Humberto, … Continúa leyendo “Rayos y Centellas”

“Por los aires”

El Embaracutiao no necesita presentación, el primo llegó cuando yo llevaba casi un mes andando y desandando por las lomas de Palmarito, llegamos a casa de Rojito, un pariente, temprano en la mañana, aún los gallos cantando, fresco el rocío en los potreros y la neblina disipándose al asomar el sol en el horizonte. -¡Eh! … Continúa leyendo “Por los aires”