Evacuación sin pasaporte de honradez

El gobierno de Estados Unidos decide “evacuar a su personal diplomático y sus familiares radicados en la República Bolivariana de Venezuela. Y me pregunto ¿A quién le van a echar el cuento de que la cosa está mala y se les fue de control? O es que la estratagema forma parte inequívoca de todo lo que han venido haciendo de conjunto con lo más acérrimo de la oposición apátrida.5758-EMBAJADA-USA-C

Acaso pensaron a última hora que era preciso inducir de que se está a la víspera de una guerra, que hay algo raro en el ambiente. Bueno, quizás el ejercicio franco y popular de decidir el pueblo por su Asamblea Constituyente, sea verdaderamente raro en la interpretación maléfica del mundo y sus designios.

Reitero ¿quién se toma en serio su maniobra? En todo caso, quizás no les quede de otra que ir a llorar en la callada noche a la alcoba, en tanto el pueblo, dueño por entero de sus destinos, irá desde el toque de la Diana a la universal faena de defender el bienestar de sus hijos y elegir a quienes consideren capaces de llevar a la naciente Constitución por buen camino.

Venezuela no ha hecho otra cosa que defender sus derechos y en medio de todas las discordias ha llamado a la cordura a los poderosos del norte, a ellos le han pedido  respeto, y le han demostrado en todo momento respeto a los ciudadanos norteamericano, sin importar posición y, al servicio diplomático, le han ofrecido las garantías de acuerdo a la Convención de Viena.

Esta evacuación sin pasaporte de honradez no asombra, luce pálida y en vuelo opaco huye avergonzada de la vibrante tierra de Bolívar y de Chávez, que es decir Patria, que es decir pueblo, que es decir unión cívico militar, que es decir Independencia y Patria Socialista. ¡Viviremos y Venceremos!

 

 

Anuncios

En Cuba, 26 de julio es presente y futuro. Daniel Guerra Domínguez

Pareciera que la vida de la nación cubana estaría marcada desde sus simientes y para siempre por el sacrificio y el patriotismo de sus hijos. Nada tan alejado de la realidad, al tener que sortear no pocas circunstancias y tendencias propias de los diferentes procesos que dieron lugar a la formación de una sólida nacionalidad. Eso sí, ¡para orgullo y privilegio de los cubanos!

Tales condiciones forjaron a lo largo de las gestas libertarias ansias de independencia y ese espíritu indomable de rebeldía y emancipación que luego de librarse del colonialismo español, los acompañó por más de medio siglo de antipatria de los gobiernos de turno, títeres y corruptos, hasta alcanzar la definitiva y verdadera soberanía política, económica y social.

Un momento cumbre que marcó pautas para frenar las apetencias que desangraban al país y librar al pueblo de la miseria, el hambre, las enfermedades y todas las vicisitudes, fue sin dudas las acciones ejecutadas por los valerosos jóvenes dela Generación del Centenario (conocidos así en honor al natalicio de José Martí), que el 26 de julio de 1953, arrostrando todos los peligros, emprendieron los ataques a los cuarteles Guillermón Moncada en Santiago de Cuba y Carlos Manuel de Céspedes en Bayamo.

Aquella actitud valiente y altruista cristalizó aún más el ideal revolucionario del que emergieron valores y principios genuinos en la epopeya de ser Libres o Mártires, y de cuyo legado se nutrió todo un pueblo hasta convertirse en fuente inagotable para las actuales y futuras generaciones, las que tienen ante sí, no un reto, sino el firme compromiso de garantizar la continuidad histórica de su Revolución.

El desenlace de aquel acontecimiento devino en el Programa del Moncada, cuya fundamentación albergaba las cinco leyes revolucionarias que cambiarían el futuro del país y de su gente, expuestas por el joven abogado Fidel Castro cuando asumió su propia defensa, al ser juzgado el 16 de octubre del propio año y que legó para la posteridad como “La historia me absolverá”.

Este es uno de los documentos más trascendentales de la historia de Cuba, reivindicado cada año al evaluarse la marcha de la Revolución y reflexionar sobre los retos e incentivar la moral combativa y la unidad monolítica del pueblo junto a sus líderes históricos y al Partido de vanguardia que los acompaña en cada uno de los desafíos.

¡Qué no ha hecho la Revolución Cubana desde el 1 de enero de 1959, sino hacer realidad aquel programa! Devolverle al pueblo lo que es del pueblo, en todas sus aristas, como lo fue la Reforma Agraria y las políticas que ha ido implementando siempre en su beneficio, sin distingo de condición política, social, ni credo religioso.

El pueblo cubano ha demostrado con creces que es fiel al ejemplo que recibió de los precursores y padres fundadores de su nacionalidad, que siglo tras siglo lo dieron todo para que hoy tengamos Patria, el mismo pueblo que ha demostrado en más de cientos de ocasiones que bajo cualquier circunstancia jamás renunciará a uno solo de sus principios y convicciones, por difíciles que sean las adversidades.

Sus enemigos siempre han elucubrado la falaz idea de fabricar e inducir la desmemoria histórica, para sugerir embaucadoras limosnas de un sistema adverso y capitalista que los asecha, y que ni por asomo esconde la pretendida intención de socavar la unidad del puebloy destruirla.

Esa historia de sacrificio, entrega y lealtad con la que se forjó esta nación y todas sus conquistas demuestra que la Isla es acreedora de un pueblo heroico, patriota, rebelde y de una dignidad a toda prueba, el mismo que ha brindado y brinda con total desinterés ayuda a los pueblos hermanos, sea cual fuere la latitud y las circunstancias.

La Revolución Cubana sigue sabia y virtuosa, cumpliendo al pie de la letra el legado del Moncada y de Fidel, sus hijos tienen consciencia de que olvidar la historia sería renunciar a las conquistas de uno de los proyectos sociales más justos y equitativos. Todos esos valores que distinguen a los cubanos demuestran siempre y por siempre la razón por la que en Cuba, 26 de julio, más que olvido es presente y futuro.

El “Delegado” que nunca existió. #Cuba

En toda sociedad está la figura del visionario y la del incrédulo, el que anuncia lo venidero y el que no cree en lo visible. Azuzar es el oficio del demagogo y de los que somos patriota, precaver. Así que, adversarios en la contienda no se llamen a engaño, el cercano proceso eleccionario en #Cuba volverá a ser un éxito total.

Cuba por Siempre

Por más que intenten, no podrán evitar que las elecciones se desarrollen de forma exitosa.Por Luis Ernesto Ruiz Martínez.

Son tan tontos que siguen apostando al puñado de imbéciles que los leen y hasta creen sus mentiras. Por lo menos, sirven para divertir a otros y darnos una alerta bien clara de que la jugada sigue relacionada con el cercano proceso eleccionario que en Cuba volverá ser un éxito total, por más creativos que algunos se vuelvan.

Ver la entrada original 295 palabras más

Nicaragua: Mística de Fuerza y Resistencia. Por Daniel Guerra Domínguez

cropped-dani2012wComo de costumbre, en vacaciones solía viajar al oriente cubano. Lo hacía solo desde el mismo día que cumplí los nueve años de edad para visitar a mis parientes maternos, pero aquel verano de 1979 tuvo una significación especial para mí. Lllegué a la provincia de Holguín en fecha muy distintiva de los cubanos, 26 de julio, era todo un ambiente de júbilo, allí estaba Fidel.

Recién comenzaba el acto en la Plaza de la Revolución “Mayor General Calixto García Iñiguez”, y escuché por los altavoces al Comandante anunciar la presencia de un grupo de combatientes, jefes y dirigentes nicaragüenses y el augurio de que la cita se convertiría inevitablemente en un acto sandinista.

No dejó de mencionar Fidel los logros y méritos para que el territorio holguinero resultase sede del día de la rebeldía nacional, pero destacó el motivo por el que aquellos abnegados y heroicos hijos del hermano país centroamericano estaban en el acto, apenas una semana antes, el 19 de julio, había triunfado la Revolución Sandinista. Todavía al recordar se me eriza la piel ante los aplausos y exclamaciones del pueblo: “¡Cuba, Nicaragua, unidas vencerán!”.

Todos éramos jóvenes en aquel entonces, para la Revolución Cubana corría el año 20 de la victoria, la celebración del 26 era la número XXVI y como complemento, la naciente victoria sandinista en Nicaragua, colmada de la juventud de sus dirigentes y combatientes. Yo apenas con catorce años en medio de aquel acto en el que Fidel lanzó no pocas interrogantes y diversidad de motivos para aseverar la importancia de ese suceso. Aquellos momentos calaron hondo en mis sentimientos de solidaridad y de aprecio a los valores patrióticos de los hermanos nicaragüenses y ante tamaño acontecimiento sobrevenido de lo más extraordinario y relevante que haya ocurrido en esa década.

El propio Fidel recordó cómo desde Nicaragua partieron naves aéreas a descargar toneladas de bombas sobre Cuba, en uno de los más infames servicios prestados por el tirano Somoza al imperialismo, cuando Girón. Ratificó que luego del triunfo sandinista la historia era otra, calificó de heroicos, valerosos, inteligentes y capaces a los comandantes y combatientes de ese pueblo y su presencia en el acto como expresión fraternal, afectuosa y solidaria.

Un año después, en 1980, se produjo la histórica visita del líder de la Revolución Cubana a Nicaragua, para afianzar lazos naturales e históricos que debieron existir siempre entre el pueblo nicaragüense y el pueblo cubano, obstaculizados durante tanto tiempo por la malsanidad imperial y el servilismo somocista.

fonseca-sandino-viveA su regreso se produce la actividad central por el 26 de julio en la provincia de Ciego de Ávila, y aunque no estuve en este acto, lo seguí por televisión y volví a vivir la misma emoción. Fidel contagió a todos con los pormenores de las cosas extraordinarias que vivió por esos días intensos en tierras de Sandino; nos conmovió con la alegría y el entusiasmo, de llegar al segundo país latinoamericano que se liberó del imperialismo. Para mí, aquel memorable discurso del Comandante fue una extraordinaria clase de historia.

Entre 1981 y 1982 coincidí en mis estudios con un maravilloso grupo de jóvenes nicaragüenses con los que estreché una entrañable amistad, en particular con Carla, Carlos, Daniel y Janet. Con esta última, muy sólida diría, al converger los mismos sentimientos antiimperialistas, de solidaridad y de amor, por el bien común de nuestros pueblos. Solíamos salir a caminar luego de las jornadas de estudio, hablábamos sobre diversidad de temas y sueños de entonces, entre ellos las complejidades que arrastran las revoluciones y los peligros constantes que las asechan, sobre todo los dirigidos a fragmentarles la unidad.

Recuerdo una ocasión en que ella cocinó, estando en casa de mi abuela, un exquisito “gallo pinto” —arroz con frijoles—, y en la sobremesa compartimos experiencias sobre todos los acontecimientos que vivió al perder a su padre en la guerra y también sufrir prisión durante la brutal represión somocista. Hubo un momento en que me pregunta:

¿A qué aspiras en esta vida, Daniel?

—Llegar a ser un luchador por la libertad de este continente, le dije resueltamente quizás sin calcular qué sería mi vida en lo adelante, y le pregunté: ¿Y vos, qué eres?

Una de las masas de mi pueblo que se emancipa y agiganta para consolidar la unidad de la América toda en defensa del imperialismo que la acosa.

Me respondió así, con la mirada profunda y una sonrisa leve, luego de meditar unos instantes, para ratificarme que solo la fuerza y la resistencia junto a la unidad infranqueable de los pueblos podrán poner freno a todo cuanto los hace peligrar.

Meses después de aquel encuentro nos despedimos con un fuerte abrazo y me dijo: si alguna vez vas a Nicaragua, allí estaré en Managua, dos cuadras al lago, frente al arbolito, con las mismas ideas y sueños de hoy para no dejar morir la patria rojinegra, ¡Patria Libre o Morir, Daniel!

Casi treinta y ocho años después, los acontecimientos vividos han demostrado con creces cuánto de cierto había en el pensamiento bisoño pero prospectivo de mi entrañable amiga. Hoy cuando esa unidad se ve amenazada pienso en la visión de Fidel, al apreciar que cada país tiene su camino, sus problemas, su estilo, sus métodos y sus objetivos, pero en medio de esa diversidad hay que construir consensos y consolidar la unidad.

Nicaragua vive la continuidad de un proceso popular desde que puso fin a la dictadura de Anastasio Somoza en 1979, y a pesar de no pocos escollos naturales o propiciados por condiciones internas y externas que ha tenido que librar a lo largo de su historia, demuestra con creces la voluntad de su fuerza dirigente y ese espíritu de juventud que acompaña a su pueblo en todos los frentes.

Razón tenía Fidel al enarbolar que “…la Revolución Nicaragüense se destacó por su heroísmo, por su perseverancia, por la tenacidad…”, mas le agregó a esa verdadera epopeya popular sus largos años de lucha para preservar la unidad y el concilio nacional, sabido de que es un factor esencial para el desarrollo y alcance de sus metas, y que nunca ha dejado de representar una fruta anhelada en la región por quienes lo pretenden todo y le codician sus bienes naturales y geoestratégicos para sí.

Ese pueblo hermano, a pesar de contar aún con una economía poco diversificada —centrada mayormente en el desarrollo textil— ha logrado reducir los índices de pobreza en diez años de un 46 a un 29 por ciento (2006-2016), el desempleo ronda el 6,8 por ciento, y su PIB alcanzó en 2016 un 4.8 por ciento, lo cual es significativo. En la esfera social, por solo mencionar un ejemplo, la emancipación de la mujer ha permitido que estas ocupen hoy el 50% de los cargos en el país. En la arena regional e internacional se destaca por su apego inquebrantable a las causas justas y en defensa de los pueblos, su solidaridad y acción en función de los proyectos y procesos integracionistas.

Por estos días se está celebrando el XXIII Encuentro Anual del Foro de Sao Paulo en Managua, Nicaragua, con la convicción de que algún día, tal como expresó el inolvidable Comandante en Jefe de la Revolución Cubana: “(…) las consignas de “Patria Libre o Morir” y “Patria o Muerte”, tendrán que ser las consignas de todos los pueblos de América Latina y del Caribe…”.

La patria de Sandino y de Carlos Fonseca Amador trabaja por preservar la unidad de acción y la defensa sin límites de las causas justas, lo mejor y lo más sabio que podemos hacer en estos momentos para encumbrar a nuestros pueblos.

Sé que en ese empeño revolucionario de hoy están el pensamiento y la acción de aquel grupo de estudiantes nicaragüenses con los que tuve la dicha de compartir durante una etapa de estudios, a los que se han sumado más de un millar de jóvenes graduados en Cuba, y que en Nicaragua hay otros muchos como Carla, Carlos, Daniel y Janet, que han sabido dar de sí cuanta obra humana haya sido posible en pos del desarrollo armónico y de la unidad monolítica junto a sus dirigentes, para no dejar morir esa mística de fuerza y resistencia que tiene la Revolución Sandinista en la gente, y en mí.

Cualquier estrategia que pretenda destruir a la Revolución fracasará. Por Raúl Castro

#Cuba is willing to continue to negotiate pending bilateral issues with the United States, on the basis of equality and respect for the sovereignty and independence of our country, and to pursue respectful dialogue and cooperation on issues of common interest with The US government.

La pupila insomne

Discurso pronunciado por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en la clausura del IX Período Ordinario de Sesiones de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en el Palacio de Convenciones, el 14 de julio de 2017, “Año 59 de la Revolución”.

Ver la entrada original 3.341 palabras más

¿Hay hegemonía o liderazgo construido desde la unidad, el consenso y el debate? Por Asael Alonso Tirado

Cualquier posible trayectoria entre A y B contribuye a la probabilidad de que una partícula se propague entre ambos puntos, ¡¡¡defínanse!!! Coincido con el autor: “Los jóvenes cubanos comprometidos con la Revolución seguiremos siendo Gallos de pelea, baje o suba la marea (…) Entonces creo y los argumentos sobran para afirmar que hay liderazgo, participación construida desde la unidad, el consenso y el debate.”

El joven cubano

Creo en el debate cotidiano, sincero y sin recelo. Hay que debatir sí, discutir con fuerza y defender nuestros criterios pero sin máquina de fango. El Ebook Centrismo en Cuba: Otra vuelta de tuerca hacia el capitalismo, http://es.calameo.com/accounts/5235018 que apareció inicialmente en www.cubasí.cu y se ha compartido en varios espacios digitales, presenta una serie de trabajos de diferentes autores sobre el centrismo en Cuba, ¿cuál es la reacción? la máquina de fango ataca a los escritores y no discute sobre el contenido, ofende a algunos de ellos y no se atreve a confrontar ideas, ¡que ignorancia!

Ahora se publica en La joven Cuba que en el mencionado Ebook, se habla 43 veces sobre uno de los autores de ese blog ¡Qué novedad ese artículo! Tengo entendido que hace meses se publicó y el aludido viene a contar las veces que se repite su nombre cuando debía discutir los argumentos que…

Ver la entrada original 1.275 palabras más

Mensaje de la Red en Defensa de la Humanidad al coloquio “II Congreso Internacional en Defensa de la Cultura”

Siempre la solución urgente y necesaria,y para lograrla con exactitud hay que ser útil: cuenten conmigo, no son tiempos de vacilaciones so pretexto del engaño hacia sí mismo en el vano alarde de la indiferencia. Ya lo habrá advertido Martí: “Con el valor sencillo y la palabra franca se cautiva y convence a los que los poseen”.

Visión desde Cuba

Intelectuales en el coloquio de Valencia 1937. Foto: Internet Intelectuales en el coloquio de Valencia 1937. Foto: Internet

La Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales “En defensa de la humanidad”, comprometida por su esencia con la verdad y la memoria histórica, saluda este Coloquio organizado en La Habana para conmemorar el 80 aniversario del II Congreso Internacional en Defensa de la Cultura, celebrado en julio de 1937 en Valencia.

Ver la entrada original 375 palabras más