La cordialidad da frutos, por eso sugiero: “Parar o Continuar”

Apréndeme a creerte más, si del respeto resultas esencial para olvidar las injustas infidencias que del alma brotan, y no por opulencias.Parar o continuar

Sin razonar me diluyo ante tus ojos y, ya quizás no me vuelvas a creer, o jamás podrás saber si me haz de confiar.

Y al darte la espalda reflexiono de mis valores su validez, y si merezco continuar, ¡ya!, y todo así, por un error, no lo has de arruinar.

Te comprendo y es hora de parar o continuar, para dilucidar y acabar con este asunto ingrato y, te invito, a trabajar para juntos arreglar lo que se descompuso, hace rato.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s