Escucha atenta: “Atémperame”, sin llevarme los rencores…

De conflictos y tensiones llegan razones, desavenencias venidas por doquier, de esta cuesta vida de los dos, ya nada me ha de asombrar en el intento.

Atempérame, te lo pido por los tiempos ya vividos, mitiga, acepta y respeta diferencias por el bien, y evitarás el naufragio de este romance tuyo y mío; ayúdame a sortear el mal momento sin olvidar que un día henchido de pasiones, todo esto nació.401769_222497511171232_1162400592_n

No esquives la mirada suspicaz  y vacilante que provoca dudar sus intenciones, pues encumbras inseguras las ideas al escucharte, mas de modo, mírame a los ojos, al expresarte.

Evítate las disonancias agresivas y, aunque tus razones te mantengan a distancia, escucha atenta de mis aversiones, la razón sin descontrolar tus emociones con soflamas.

Atempérame, sin llevarme los rencores, suavízate de tus malos genios, para luego defiendas tus conjeturas y expresiones sin gritos de incontrolables emociones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s