No te quedes silente ni alimentes conjeturas: Ahuyéntalos

Sé que aparecen los enojos por momentos, sé que fastidian los celos y la soledad reverdece en lo inevitable, y lo sientes, mas no te quedes silente ni alimentes conjeturas, llénate de bravura y ahuyéntalos.

Con tu suavidad decime tu inconformidad, que ya de mí verás el afecto que redime de tus emociones vulnerables y de tu mal momento, que al instante voy a exfoliar tus tormentos.

Pero decime siempre, decime lo dolido sin merodear lo mordaz e irritar nimiedades, para no acabar pugnando en la ingratitud y laxando amarguras que de las entrañas nos sale.JANET PATRICIA 2

Ahuyéntalos –los males- sin atacar ni acusar las tribulaciones que disgustan, y que no harán cambiar, por culpar e insultar, mas solo despertarán la tirria pasada.

Date espacio y cavila de sano juicio, suprime lo primero que aflora, pero sí, decime en ese tono suave que provoque y más que dolor sentido, dé pena, lo desagravio.

Ahuyéntalos y verás, que para asentir el amor, la tolerancia complementa en su adaptación más al respeto y a la razón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s