La equidad en el espacio angosto y prejuiciado: “Bríos y aversiones”

Defiéndete derechos o necesidades sabiendo, di con franqueza y sin temores que atajan talantes emociones o consecuentes reflexiones. Echa el resto en tus facultades y hazlo fuEspacio angostoerte, echalo invariable a la aptitud y posibilidades y verás robustecerte de prejuicios y necesidades.

No estarás en la exención del deleite por serlo, es más difícil la sensatez dilatada sin sustento, pues bien has de saber que las necesidades rebasan la equidad en el espacio angosto y prejuiciado.

Ante el reto todo lo apreciado se agudiza para resurgir y atesorar el extraño valor, que hace valiosa la felicidad dispuesta y natural y te pone a vivir a plenitud del placentero mirar.

Distintas las ideas has de sentir en la alborada, sin intimar ni reparar en los ecos y las formas, de los hábitos ajenos, para ser y ser tú, solo tú.

Lograrás entonces estimulantes emociones, al vivir la grata realidad de amar sin importar de las voluntades y animosidades posibles, cuan arduas puedan ser las tantas ocasiones de todos tus bríos y aversiones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s