El amor es la pócima divina que alimenta la vida: “Deferencias”

FILE0309Me espanta tu indiferencia como azote peor, y mira que cultivo el afecto tierno hacia vos, como el labrador a su tierra fértil que lo hará orgulloso de la plenitud que se siente, por amor.

Ante los afectos, poco más o menos, te conmueves; iluminan tus ojos e irradia tu aspecto, las ilusiones, y aunque des refugio, algo nuevo te delata y asoma, cuando la brisa bate y retozan con tu pelo, los gestos.

Desbordas regalo admirable de amor, las deferencias, entonces lo tremendo que es savia, que es vida y difiere de los bienes, las comodidades y placeres donde nunca hallarás de las utilidades, la felicidad.

El amor es la pócima divina que alimenta la vida, ocúpate y preocúpame para que al fin florezca de igual a igual lo diáfano de las comprensiones, sin más desencuentros y rupturas que sortear.

Pon tus deferencias y dedica de tu tiempo la atención, busca siempre en los afectos que hoy te pido y vuelve a la manera de amar sin los tropiezos y necedades que antes violentan y lanzan discordantes mensajes.

Anuncios

2 comentarios en “El amor es la pócima divina que alimenta la vida: “Deferencias”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s