De madrugada,

Justo cuando la noche es más fresca, la ciudad duerme, las ideas excitadas por el quehacer cotidiano brotan como manantial de agua fresca que se ha de beber sin parar, intentando saciar la sed de versar libre hasta la complacencia que nos ocupa decir, con sapiencia y arte, los apuntes que dicta el corazón.

“Poco más de noche”

Por momentos me sorprende la quietud de la madrugada y mientras duermes me pregunto -porque no entiendo-, si es posible que al pasar del tiempo: Ni yo ni tú sabemos quiénes somos y compartimos cada noche de silencio.

Te sorprende que lo diga, más me sorprendo al pensarlo, rCamilaCarballodespiertaeconozco de una vez, siempre aprendo: Nunca termino de saberlo.

Eso sí, hemos sido hasta hoy, buenos amantes en el tiempo, y me ha llevado entender que sensibilidad y placer es mucho más, que madrugadas de gozo.

Buscando en ellas el retozo que mejor nos amolde, nos hizo feliz sin advertir que era poco más de noche. Y aprendiendo de ti y tú de mí, las experiencias crecimos, y hoy, a estas horas, de conclusiones andamos.

Cuenta damos ya de lo vivido con optimismo, sin apenas ayudas ni empujoncitos. Nos gustaron de estos tiempos el éxito y las complacencias de un amor barato e inmenso de cariño.

¿Por qué darle un manotazo?, si le hemos dado a la vida un sentir natural, de aroma especial, y tremendo espaldarazo.

Anuncios

One thought on “De madrugada,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s